Fuerte Lambert de Coquimbo

El Fuerte Lambert (también conocido como Fuerte Coquimbo) es una fortificación existente en la ciudad chilena de Coquimbo, específicamente en el cerro Castillo del Carmen,1​ en el sector denominado Punta Pelícanos, debido a que 40 metros frente a la costa existe un islote poblado con dichas aves.

Historia

La primera fortificación realizada en el sector fue instalada en 1865, cuando se establecieron dos cañones pequeños en el cerro Castillo del Carmen para defender la bahía de Coquimbo durante la Guerra con España. Dichos cañones fueron posteriormente retirados por orden del intendente José Santiago Aldunate.

Un nuevo fuerte fue construido en el mismo sector en 1879 por el empresario Carlos J. Lambert como manera de proteger al puerto de Coquimbo ante los posibles ataques de barcos peruanos durante la Guerra del Pacífico. El cañón, marca Armstrong, de avancarga y 150 libras, fue instalado en el lugar el 10 de julio de 1879 por soldados de la Brigada Cívica de Artillería, comandada por Eleazar Lazaeta Roldán. La fortificación original fue construida por Delmiro Koch.

Durante más de 100 años, el fuerte mantuvo su estructura original, con el cañón ubicado al medio de la fortificación, la cual con el paso del tiempo sufrió deterioros de diverso tipo.

En 2003, la Municipalidad de Coquimbo inició un plan de rescate del Fuerte Lambert, que involucró una inversión de 68 millones de pesos.​ Se restauró la fortificación y se amplió el terreno construido, añadiéndole tres torreones de piedra que sirven como miradores, y se implementaron faroles y asientos. Se creó un portal de entrada a la estructura con dos torres construidas con rocas de la zona, y se pavimentó el camino de acceso. La restauración del Fuerte Lambert fue inaugurada oficialmente en 2005.

Casino de Coquimbo

Enjoy Coquimbo es un casino chileno, ubicado en el sector de Peñuelas en la comuna de Coquimbo, en la región del mismo nombre. Actualmente es administrado por la cadena de casinos Enjoy, que recibió la concesión para administrar el recinto en 1994.

Actualmente el casino posee el único hotel 5 estrellas de la Región de Coquimbo, además de 4 restaurantes, 2 bares, y salas de baile, conciertos y conferencias.

Historia

 
Casino de Peñuelas antes de su reconstrucción.

Los orígenes del actual Casino Enjoy Coquimbo se encuentran en el Casino de Peñuelas, el cual fue planificado desde 1925 por los miembros del Rotary Club de La Serena y Coquimbo y Emilio Cuevas, administrador de la Red Central Norte de la Empresa de los Ferrocarriles del Estado, quienes buscaban convertir el sector de Peñuelas en un lujoso balneario.1​ El edificio que lo albergaba fue construido en 1934 por Guillermo Rencoret e inaugurado el 16 de febrero de 1935.2​ En 1943 la Empresa de los Ferrocarriles del Estado vendió el terreno a la Sociedad Agrícola del Norte.34​ A mediados del siglo XX fue adquirida por la empresa estatal Hotelera Nacional Sociedad Anónima.56​ Dicha construcción se mantuvo en funcionamiento durante más de 40 años.

 
Recinto que albergó al Casino de Coquimbo entre 1976 y 1984, actual Casa de la Cultura.

En 1976 la Junta Militar autorizó a la Municipalidad de Coquimbo para que instalara un Casino de Juegos que reemplazaría al antiguo edificio de Peñuelas.7​ Mientras la estructura original era remodelada y reacondicionada, el Casino de Juegos de Coquimbo se trasladó a la actual Casa de la Cultura y Turismo. El 10 de agosto de 1984 el Casino retornó a su ubicación original en Peñuelas.8

En 1994 la concesión municipal del Casino de Juegos de Peñuelas pasó a manos de la cadena de casinos Enjoy, mediante un acuerdo con la empresa Campos del Norte S.A., que es la propietaria de los terrenos donde se levanta el edificio.9​ Dicha concesión posee vigencia hasta 2015.

Durante 2005 y 2006 se realizaron diversos estudios para analizar la factibilidad de la construcción de un nuevo edificio para el casino.9​ El 14 de septiembre de 2007 se inauguró la primera etapa del nuevo casino Enjoy Coquimbo, que comprendía las salas de juegos. El proyecto total contemplaba una inversión de 55 millones de dólares, e incluía la construcción de restaurantes, un hotel y un spa en la intersección de las avenidas Costanera y Peñuelas Norte.10

En 2008 se inauguró oficialmente el Hotel de la Bahía, el cual posee 111 habitaciones y es el único hotel de 5 estrellas ubicado en la Región de Coquimbo. En 2009 y 2010 los terrenos del Casino Enjoy Coquimbo albergaron los encuentros de Chile en la Copa Davis de ambos años.

Estructura

Actualmente el Casino Enjoy Coquimbo posee las siguientes estructuras:

  • Centro de convenciones
  • Discotheque: Posee una sala de baile, denominada Ovo Lounge.
  • Hotel: El Hotel de la Bahía es el único hotel 5 estrellas de la Región de Coquimbo y posee 12 pisos con 11 habitaciones en sus primeros 11 y 6 en su último piso.
  • Restaurantes: Existen 4 restaurantes al interior del casino: La Barquera, enfocado en productos marinos y comida internacional; Hanami Asia Fusión, de cocina japonesa; y Bingo Buffet, de platos variados y que es complementado con un juego de bingo.11
  • Sala de juegos: Posee tragamonedas, mesas de dados, póker, blackjack y ruleta.
Faro Monumental de La Serena

El Faro Monumental de La Serena es un faro chileno ubicado en la Avenida del Mar de la ciudad de La Serena. La estructura se caracteriza por ser el símbolo de reconocimiento público de la ciudad, siendo uno de los lugares turísticos más representativos y concurridos de la zona. El Faro Monumental de La Serena es un icono de la ciudad. Este monumento fue construido entre los años 1950 y 1951, por petición del entonces presidente Gabriel González Videla, quien fue el impulsor del plan Serena.

El 9 de junio de 2010 el Faro Monumental de La Serena fue declarado [[Monumentos Nacionales de Chile|Monumento Nacional] Por su valor arquitectónico y estilo neocolonial.

 

Construcción

Fue construido entre 1950 y 1951 a petición del presidente Gabriel González Videla dentro del denominado Plan Serena. La obra fue diseñada por Ramiro Pérez Arce y dirigida por el ingeniero civil Jorge Cisternas Larenas. En abril de 1953 fue entregada oficialmente a las autoridades, encabezadas por el alcalde Ernesto Aguirre Valín, el intendente provincial Roberto Flores Álvarez y el expresidente Gabriel González Videla. El 24 de octubre de 1953 esta estructura fue inaugurada por el alcalde Juan Cortés Alcayaga de la Ilustre Municipalidad de la Serena, posteriormente se eliminó su sistema de iluminación, quedando en cartas y publicaciones como punto notable que sirve para tomar referencia.

El 7 de noviembre de 1985 el entonces Comandante en Jefe de la Armada, José Toribio Merino, hizo entrega del faro como recurso turístico para la ciudad al entonces alcalde Eugenio Munizaga Rodríguez. El 12 de mayo de 1986, el Gobernador Marítimo de Coquimbo hizo entrega oficial del Faro Monumental La Serena a la Ilustre Municipalidad de La Serena, con el objeto de ofrecer con ella un atractivo turístico, haciéndose cargo de su mantenimiento.

Problemas turísticos

En la actualidad es un importante centro turístico siendo visitado por más de 100 000 personas al año, sin embargo no está dotado de servicios e infraestructura básica para el visitante. La construcción además en los últimos años ha sido afectada frecuentemente por los rayados234​ debido a la falta de vigilancia y posiblemente por encontrarse unos metros hacia el norte un área no integrada a la trama urbana del entorno, producto de esta "privacidad" o aislamiento este sector es utilizado ocasionalmente de manera ilegal para acampar5​ o hacer fiestas,6​ con la consecuente suciedad que dejan estas actividades. Por esta razón, el Gobierno Regional, a través de la Dirección de Arquitectura del MOP encargó el estudio de diagnóstico y restauración. Esta asesoría profesional fue adjudicada a los arquitectos Juan Pablo Araya y Leonel Sandoval, quienes junto a un equipo de 18 especialistas comenzaron el estudio en septiembre de 2009 finalizando en febrero de 2010. La primera etapa del estudio concluyó que la torre no tiene daños estructurales, no existe riesgo de colapso y tampoco daños que hagan inviable su restauración.

Arquitectura

El monumento logra fusionar y recrear las características icónicas de un faro y un fuerte español colonial estructurado en tres niveles, en el primero se observan tres grandes escalinatas de acceso, cuatro salientes almenadas en cada esquina a modo de baluartes y un gran cañón dirigido hacia el océano Pacífico , sumado a ellos un recinto cerrado que tenía como función original el de ser un museo de armas. En el segundo nivel sobre este recinto se ubica un sector abierto y abalconado , enmarcado por garitas de vigilancia en cada esquina, el tercer nivel es propiamente el del faro al cual se llega a su balcón superior rematado con matacanes y su linterna a través de una escalinata metálica.

Mezquita de Coquimbo

El Centro Mohammed VI para el Diálogo de las Civilizaciones, más conocido como la Mezquita, es un centro cultural situado en el cerro Dominante de la ciudad de Coquimbo, Chile. El minarete de su mezquita es una réplica a escala de la Mezquita Kutubia de Marrakech, Marruecos. Su principal vía de acceso es la Avenida Videla, que conecta con la ruta 5 Panamericana La Serena-Coquimbo.

Su construcción se inició en 2004 con la ayuda de artesanos y constructores provenientes del mundo árabe, encabezados por el arquitecto marroquí Faissal Cherradi y por iniciativa del embajador de Marruecos en Chile Abdelhadi Boucetta.1​ La mezquita fue inaugurada el 14 de marzo de 2007 con la presencia del alcalde de Coquimbo, Oscar Pereira, y una delegación de autoridades marroquíes.

Estructura

La obra, financiada por la municipalidad de Coquimbo y el Reino de Marruecos, posee 722 metros cuadrados y un alminar o minarete de 40 metros de altura. Contempla un centro cultural que está abierto a todo el público y que incluye dos salas de oración (la mezquita), una biblioteca especializada con textos en español, árabe y otros idiomas (que es al mismo tiempo sala de conferencias) y un museo

Valle de Elqui

El valle del Elqui, llamado antiguamente también como valle de Coquimbo, es el espacio cultural desarrollado en la cuenca del río Elqui ubicada en la provincia de Elqui, región de Coquimbo, en Chile. El principal río de esta cuenca es el Elqui, que nace de la confluencia de los ríos río Claro (Elqui) y río Turbio (Elqui), provenientes ambos de la cordillera de los Andes, y desemboca en el océano Pacífico en la ciudad de La Serena.

En este valle se encuentra ubicado uno de los tantos embalses que posee la región, el embalse Puclaro, que se encuentra a 432 m s. n. m. en un sector conocido como Angostura Puclaro y que tiene una capacidad de 200 millones de m³ de agua y 760 ha.

Descripción

El valle se beneficia de su recurso hídrico y largos períodos de sol durante el año, ambos excelentes para la producción de frutas, vegetales y, especialmente, el cultivo de uvas para exportación y para la producción local de pisco. El clima es estepárico, con nublados abundantes en la costa y gran sequedad atmosférica y cielos limpios hacia el interior; en la cordillera las temperaturas son más bajas por efecto de la altitud.

Al tener uno de los cielos más claros del hemisferio sur, razón por la cual diversas organizaciones internacionales han instalado observatorios astronómicos en las cumbres de los cerros Pachón y Tololo.

En el valle se ubica Vicuña, su principal ciudad y lugar donde nació la poetisa chilena Gabriela Mistral, ganadora del Premio Nobel de Literatura el año 1945 y del Premio Nacional de Literatura de 1951.

Es uno de los lugares más visitados del norte chico chileno, y es considerado un polo energético y asociado al fenómenos ovni por las comunidades que realizan actividades esotéricas en él. Posee atractivos turísticos, como el Museo Gabriela Mistral, el Observatorio educativo Mamalluca, Viña Cavas del Valle, considerada la más alta de Chile, la planta de producción de Pisco CAPEL, y las cocinas solares de Villaseca.

Historia del valle de Elqui

 
Paisaje del Valle de Elqui en 2009.
 
Calles de Pisco Elqui, una de las localidades insertas en el valle.

Cultura indígena

Diversos autores sostienen que la primera sociedad que se difunde en los valles transversales del Norte Chico fue la cultura El Molle, que en sus inicios combinaban el cultivo con la caza y la recolección hasta transformarse, con el tiempo, en agricultores plenos con desarrollo de alfarería y cerámica roja y pulimentada, además de trabajar la piedra y el cobre.

Destacan los sitios arqueológicos de Cochiguaz y Alcohuaz, donde disponían de suelos y agua para una exitosa actividad agrícola. Se caracterizan por una elevada complejidad cultural, puesto que ya conocían la metalurgia; en una primera etapa trabajaban el cobre por fundición y martillaje, para posteriormente agregar el oro y la plata, además de técnicas de laminado, trefilado, repujado y aleación. En una etapa posterior llega a la misma región el pueblo Diaguita, llamada así por el estudioso Ricardo Latcham debido a sus semejanzas con la cultura diaguita argentina.

Su llegada al sector data de aproximadamente un milenio en el valle de Elqui; mantuvieron contacto con la cultura El Molle, de la cual aprendieron el trabajo y uso del cobre y otros metales. La cerámica típica comprendía el jarro-zapato, consistente en recipientes asimétricos, de boca ancha, con un asa y cuerpo desviado en dirección opuesta a ella; escudillas semiesféricas o “pucos” con dibujos en su interior, en rojo, blanco y negro y motivos geométricos.

Con el tiempo se emancipan liberándose de la influencia de El Molle, alcanzando un desarrollo creciente y propio. Destaca asimismo la cerámica denominada “totémica”, con recipientes zoo y antropomorfos, los llamados “jarros patos”, de cuerpo ovoide de uno de cuyos extremos se desprende una cabeza humana y del otro un gollete, ambos unidos por un asa arqueada, todo pintado de finos ornamentos geométricos. En Las Placetas, cerca de Paihuano, se ha identificado entierros del periodo clásico que acreditan uso de suelos en cultivos y pastoreos; a 112 km al oriente de las casas de la antigua Hacienda de Paihuano, se identificaron tres grupos de cementerios diaguitas con sepulturas clásicas y en tierra.

Es durante el apogeo de la cultura diaguita, hace unos 550 años, cuando se produce la expansión del Imperio incaico hacia el sur; los incas invaden el territorio de los diaguitas imponiéndose sobre estos debido a su superioridad guerrera y a la organización administrativa que poseían. Su gobernador local (Anien) probablemente se estableció en Altovalsol[cita requerida] y mantenía comunicación con el Perú a través del camino del Inka, que cada cierto tramo se encontraba con un refugio denominado tambo.

La cultura inca influye en los diaguitas en el mejoramiento de la producción agrícola, ganadería y minería y en las industrias caseras de alfarería y tejidos. Los incas aportan además escudillas, jarros con asa arriba y formas animales, nuevos motivos decorativos como triángulos y franjas en tablero de ajedrez.

Durante la ocupación inca, el valle se dividió en dos sayas o sectores:1​ el alto, denominado «Elqui» o «Elque», y el bajo, llamado «Coquimbo» (de qulqi, 'plata' y tanpu, 'tambo').2​ Según diversos investigadores, el valle de Coquimbo (Elqui) fue el centro gubernamental del wamani o provincia de «Coquimbo»,3​ gobernado por el apunchic o máxima autoridad inca Anien.

La designación para el sector poniente del valle (Coquimbo) permaneció desde épocas prehispánicas hasta los mediados del siglo XX, tiempo en que este topónimo cayó en desuso para el valle y pasó definitivamente a denominar la bahía y el puerto.

Conquista española hasta la actualidad[editar]

El establecimiento de los españoles en La Serena, significó repartir la mayor parte de las tierras del valle de Elqui. La población indígena censada, que no superaba las 25.000 personas, probablemente como resultado del dominio inca, quedó reducida a algunos terrenos aislados, donde los encomenderos podían disponer de ellos. Uno de los primeros españoles beneficiados por las mercedes de tierras fue el Conquistador Francisco de Aguirre, que recibió de Pedro de Valdivia la posesión de las estancias que poseía en el valle de Elqui hasta que en el año 1700 gran parte de estas tierras fueron compradas por Miguel Pinto de Escobar y Blanco y luego heredadas a su hijo Miguel Nicolás Pinto de Escobar y de las Cuevas, quien hizo productivo el valle con numerosos fundos y haciendas, entre ellas, una propiedad de considerable proporciones de nombre San Buenaventura de Montegrande (origen del pueblo de Montegrande) que contenía 70 mil parras y una bodega que alcanzaba los 80 metros cuadrados para almacenar vino y aguardiente. Gracias a los dotes y ventas de tierras entre los descendientes, a finales del siglo XVIII, es posible de ver, además de las familias Aguirre y Pinto, a otros propietarios de tierras tales como Iglesias, Alcayaga, Peralta, Cortés, Iribarren, Rivera, Rojas, Egaña, Cisternas, Rodríguez, Varela, entre otras.

El relieve del valle de Elqui, dificultoso y accidentado, marcado por el flujo del río Elqui y sus afluentes, planteó un lento avance en la explotación de productos propios del sector: viñas y alcoholes, que en definitiva son los que le darán nombradía al valle, siendo los descendientes de Francisco de Aguirre y de Miguel Pinto de Escobar iniciadores de la actividad vitivinícola del Valle de Elqui. Siendo herederos de la tradición en los siglos posteriores los empresarios Olegario Alba Peralta, Rigoberto Rodríguez, Juan de Dios Pérez de Arce, Pablo A. Rodríguez, Samuel Zepeda Ibáñez, Emmanuel Merani, Héctor Hernández Esquivel y la Cooperativa Agrícola Pisquera Elqui Limitada (CAPEL).

logoprincipal2.png
Ven a Conocernos y disfrutar de un descanso total.
© 2022, Apart Hotel Big Apple - Diseño Patosan
Image

Contacto Info

Dirección: Del Astillero 5656, La Serena, Coquimbo 
 
Teléfono: (51) 224 8960

 e-mail :   bigapple.laserena@hotmail.com

Search